lunes, 1 de septiembre de 2008

COLTRANE, RADIO, IMAGINACIÓN Y ALIENTO

La radio, al igual que el jazz, es un juego de imaginación y aliento. Imágenes mentales llevadas por la respiración a sitios misteriosos.

Hacer radio es arrojar una bengala para vislumbrar apenas la piel de la noche. La radio, mis palabras, la música, sólo son un hecho del aire, esto que digo nace olvido, dibuja una pequeña estela y desaparece. Por eso queremos conservar algunos momentos aquí en nuestro blog de Calle 52, especialmente.

La radio, un hecho casi irreal que sucede en la intimidad de un artefacto incomprensible, pero que sin embargo aceptamos de modo natural. La radio es una columna del aire, una superficie sin dirección donde quedan impresos efímeramente los rastros de la imaginación del tipo que habla en un pequeño estudio, frente a un micrófono más o menos moderno y un par de auriculares sobre las orejas. De todas formas hay una fe poética (podríamos llamarle) que le hace creer al tipo que habla que en algún lugar de la realidad existe una zona sensible que recibe lo que él está diciendo, o apenas sugiriendo. Pregúntele al ingenuo que habla (pregúntenme) qué es lo que busca del otro lado, que certezas le indican que en algún lugar del universo existe esa zona sensible donde van a parar sus palabras, pregúntele, pregúntenme, y tal vez no sepa que responder.

Es que ciertos instantes, como los vividos hace algunos noches con la obra de John Coltrane, son irrecuperables. Les proponemos revivir esas dos horas de radio en estos cuatro links:

Bloque 1
http://www.mediafire.com/?4q1d0dmk9mv

Bloque 2
http://www.mediafire.com/?d42ddexg2nb

Bloque 3
http://www.mediafire.com/?z29es12cmvc

Bloque 4
http://www.mediafire.com/?y3k0ohbvqcd

De muy pocos hombres se puede decir que han llevado adelante una revolución. Se necesita una energía especial, y John William Coltrane la tenía. En verdad, su música generó un cambio profundo, al punto de que hay un antes y un después de este genial músico. Este saxofonista vivió, además, la poco común coincidencia de ser un artista aclamado por compañeros, críticos y público.

"Trane", llamado así porque desplegaba una fuerza musical similar a la de un tren en marcha, falleció el 17 de julio de 1967, con 40 años, es decir, cuando estaba en el inicio de su madurez.

Espero que les guste el programa. No olviden dejar algún comentario aquí o mandar mails a miguelgarciaurbani@gmail.com

3 comentarios:

Aymará dijo...

Hola miguel!
Pasaba para decirte que escucho tu programa desde que empezó a salir en San Rafael, y estoy muy feliz porque no he encontrado otro lugar en el que se puedan apreciar tan hermosos sonidos en buena compañía.
Gracias por estar ahí, y (aunque es difícil inclusive de decir) ¡ánimo! no dejes que los hechos trágicos que nos rodean te conviertan en una persona triste... ¡no nos van a ganar!

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Felicitaciones por la nominación a Un Reo Meditabundo, un gran reconocimiento para unos grandes!
JAVIER

Jesús dijo...

Me emocioné hasta largar algunas jodidas lágrimas. Y eso ya vale. Y mucho. Gracias, eternas gracias Miguel. Cuidate mucho y suerte con todo.