martes, 28 de abril de 2009

PROGRAMA ANIVERSARIO, CALLE 52, OCHO AÑOS CON EL JAZZ AL AIRE

Hay tenemos un segundo homenaje a los Beatles y al jazz, pero este no es el asunto. Mis queridos amigos, no me culpen, pero llevo ocho años haciendo este programa y no tengo intenciones de abandonarlo. Entiendo que queda feo insistir en el camino equivocado, habiendo tantas cosas por hacer en el campo del periodismo real, o en el fascinante mundo de la contabilidad. No es que quiera justificarme, se que merezco un castigo por todo este tiempo de historias y de jazz, pero tiendo a hacer lo que me gusta en público, ¡exhibicionismo! dirán ustedes, y yo tendré que bajar la frente y reconocer que soy un exhibicionista del jazz y la literatura, y también del tango, para agravar la carga de la prueba.

Nadie me lo ha dicho, pero son cosas que se aprenden, a nadie le interesa que a mi me guste esa musiquita y esos libritos, en vez de ver Lost o Dr. Haouse. Tipos como yo no tienen nada que charlar el lunes por la mañana con los congéneres: siempre me pierdo las cosas importantes, jamás veo fútbol de primera, justamente porque estoy haciendo radio; cuando me estoy empeñado asustar por la gripe aviar, resulta que ya ha sido reemplazada por la gripe porcina, y cuando me avivo que Alfonsín fue un buen tipo, al otro día se muerte.

Esto de preparar cositas para la radio durante ocho años, historias y jazz más precisamente, me hace estar siempre algunos fascículos atrasado respecto de todo lo que suele ser trascendente: no tuve tiempo para ilusionarme con Kirchner y su esposa porque cuando empecé a prestarles atención ya eran un fracaso; se me han ido los años buscando sonoridades en los viejos discos de Lennie Tristano, mientras a mi lado pasaban pandemias y epidemias, terremotos, inundaciones, cacerolazos, intentos de golpes de estado. Es en vano, se los reconozco señores diurnos, afortunadamente el jazz, la música y la literatura, no me ha dejado darles a ustedes ni un segundo de mi tiempo, y estoy feliz por eso. Y aquí seguiré, en estas maniobras distractorias, mirándonos el agujerito del LP y el juanete de la cita al pie, mientras el mundo real pasa anchuroso y lleno de espanto, como una locomotora oxidada y ruidosa que, sin embargo, no alcanza a distraernos de un pianísimo de Bill Evans.

Gracias a quienes han colaborado para conservar el silencio para nosotros: Daniel Reboredo, Ariel Robert, Gustavo Bastías, Gustavo Tello, Leonardo Olivar, Miguel Contreras y Miguel Contreras Jr, Patricia Alanís y Patricia Amico y a todos los hermanos oyentes y artistas entrevistados que le dan sentido a toda esta hermosa distracción.

Pueden bajar los audios de los cuatro bloques del programa haciendo doble clic sobre los links de mediafire:


BLOQUE 1 http://www.mediafire.com/?9f1nx4btmst

BLOQUE 2 http://www.mediafire.com/?mnmfbtdkzad

BLOQUE 3 http://www.mediafire.com/?

BLOQUE 4 http://www.mediafire.com/?


Abrazos, por otros ocho años más. Ah, nok olviden dejar comentarios.

Miguel García Urbani
miguelgarciaurbani@gmail.com