martes, 20 de noviembre de 2007

ESTA NOCHE JACK KEROUAC EN LA CALLE 52, SÓLO EN LA WEB

Como les anticipamos, esta noche podrán escuchar Calle 52 únicamente en este blog, dado que las frecuencias de AM y FM estarán ocupadas con el partido entre Argentina y Colombia. Así es que aprovecharemos para poner en práctica nuestras emisiones exclusivas en la web. YA ESTÁN DISPONIBLES aquí los cuatro bloques de un programa especial dedicado al poeta Jack Kerouac.

Evocamos a un hombre que ciertamente caminó la Calle 52 del Harlem en los años más brillantes del jazz. No se trata de un intérprete formal de un instrumento. Es un músico, sí, pero un músico de la palabra, un poeta, un buscador de sonidos. Se llamó Jack Kerouac, nació en 1922 y murió repentinamente el 21 de octubre de 1969, cuando su corazón, hostigado por los medicamentos y el alcohol, dejó de latir.

El poeta dice:
El aspecto es sólo polvo
El fuego sólo germina sobre fieras hazañas
Repite el poeta mientras pasa por al Calle 52.

Jack Kerouac sueña
- el alcohol canta -
Jack Kerouac estaba sentado junto a mí sobre un poste de hierro,
roto y herrumbroso, compañero, pensábamos los mismos
pensamientos del alma, desolados y sombríos y con la
mirada triste, rodeados por las nudosas raíces de acero de
árboles de maquinaria.

Jack Kerouac ha hablado,

Jack Kerouac.

Kerouac junto a Allen Ginsberg, William Burroughs, Gregory Corso y Lawrence Ferlinghetti, entre otros, conformaron un grupo que en la actualidad reconocemos como los 'Beats' o los integrantes de la 'Generación Beat'.

Buscaba las sonoridades más puras, las que salen de la boca de los hombres hechas poesía.

Hizo como Charlie Parker con el saxo, que modificaba las partituras según el humor de la velada y la fuerza de la música. En el verano de 1968 Jack dijo "¿qué hace un saxofonista o un trompetista?. Toma aire y después sopla en su instrumento construyendo con ese aliento una frase unitaria. De la misma forma yo separo mis frases como si fueran distintas respiraciones de mi mente.

Kerouac atravesó Estados Unidos todo a lo largo de la Ruta 66: vivió, pasó hambre, anduvo con prostitutas, durmió en estaciones de servicio, comió hamburguesas rancias de los botes de basura y a veces también se sentó a la mesa de los reyes; Jack Kerouac atravesó todo el país, vomitó por la burguesía, gritó, hizo silencio, y luego escribió su obra máxima "En el Camino".

Ya tienen aquí los links para bajar la audición que incluye la voz del propio Kerouac recitando sus obras.

BLOQUE 1 http://www.mediafire.com/?9sm0fkzxbdx

BLOQUE 2
http://www.mediafire.com/?3bm0y2vhjyx

BLOQUE 3
http://www.mediafire.com/?4mmxmstgceg

BLOQUE 4
http://www.mediafire.com/?alwtamivixf

Los espero y no olviden dejar sus comentarios.

Un abrazo y muchas gracias.

Miguel GU.

3 comentarios:

Liliana V. dijo...

Sr. Miguel, me gustaria saber ¿cómo le hace para encontrar personajes tan especiales para el programa...como lo es Jack Kerouac.?
Que sin duda es una de esas almas tan sigulares de la Calle 52.
Estare pendiente de las ligas para bajarlo...
Gracias!!!

cooltrain dijo...

Primero felicitarte por hacer un programa tan interesante y tan necesario en estos tiempos, no hace mucho que llegue a esta página pero he escuchado los programas que has ido colgando y sinceramente, me parece que son muy buenos.
Y además decirte que tu programa sobre Kerouak me animo a terminar el inconcluso artículo que tenía sobre su íntima relación con el jazz,(especialmente porque muchas de las fuentes que yo utilicé parecen ser las mismas que las tuyas) para una revista musical.
Saludos desde Pamplona,
pablo
PS: si tienes algun interes en leer el articulo no tienes mas que decirmelo...

soliloquio dijo...

Jack Kerouac necesito de su vida para saber que ella era el elemento fundamental de su creación. ¿Cúal es el tema sobre el cual deben estar dirigidas nuestras esperanzas?. La conciencia de lo propio, manifestado en el lenguaje, los personajes, el paisaje, las costumbres, etc. que nos lleva inclaudicablemente al estilo propio.
Mis saludos a quien con tan brillante exposición logra atraernos hacia la poesía de la radio.